Luis Fernández Soto "El Zambo"


Luis Fernández Soto pertenece a una dinastía de cantaores en peligro de extinción. La jondura de su voz y su especial capacidad para ejecutar el cante gitano le envuelven dentro de un halo de magia inexplicable cada vez que se sube a un escenario. Descendiente directo de las principales sagas cantaoras de Jerez, Luis, cuyo apodo procede de su padre Joaquín, al que le llamaban El Zambo, ha bebido en las fuentes más prolíficas de su tierra natal, participando desde muy temprana edad en aquellas míticas fiestas del barrio de Santiago junto a su tío El Borrico, Tía Anica la Piriñaca, El Sordera, Terremoto y todos aquellos que marcaron época.
Luis se ha convertido en uno de los exponentes más raciales, junto con su primo José Mercé o Manuel Agujetas, del cante de su tierra, destacando principalmente en la bulería corta, la seguiriya, la soleá y la denominada soleá al golpe, genuinamente jerezana.
En 1999 graba el disco Al Compás de los Zambos, y en 2005 Gloria Bendita, colaboraciones con grandes como Miguel Poveda, Morao, Tomatito, Luis Perdiguero , siendo su última colaboración en la película Flamenco, Flamenco de Carlos Saura, en 2009.
Su actividad laboral ha sido frenética, uno de los últimos espectáculos, Sin Fronteras, se ha paseado por los mejores escenarios de España y Europa.
Luis El Zambo ha llevado los sones de su tierra a lugares tan dispares como Utrecht y Amberes, Bienal de Flamenco (2000, 2002, 2004, 2008), Festival Flamenco de Écija, Fiesta de la Bulería de Jerez 2005, Festival de Mont de Marsan, Festival de Monachil (Granada), Fiestas de Otoño de Jerez, Ciclo Flamenco Viene del Sur, por citar algunos; así como a los principales teatros de España y las Peñas Flamencas como La Platería (Granada, España), Torres Macarena (Sevilla), Lucena (Córdoba), El Ciego de la Playa (Almería), El Piyayo ( Málaga) y otras muchas.
Luis El Zambo es pues un cantaor en extinción, el último eslabón del cante primitivo capaz de poner patas arriba cualquier peña, teatro o festival, gracias a las condiciones innatas, a su eco ancestral y el saber flamenco que posee.

 

Pin It

¿A qué suena la tierra?