Saluda del alcalde de Íllora, Antonio José Salazar Pérez

Después de casi treinta años y como no podía ser de otro modo, el Ayuntamiento de Íllora mantiene firme su propuesta de ofrecer en el Parapandafolk, cada mes de julio, los contenidos y los espacios que facilitan y dan cabida a las expresiones tradicionales de todos los pueblos y sus culturas. Asimismo, la ciudadanía en general ofrece su hospitalidad y contribuye, a modo de contagio, a la necesaria autoestima de todo un pueblo. Por otra parte, además de favorecer a la difusión, divulgación y promoción cultural, el Festival como recurso también genera procesos de desarrollo turístico y económico. En definitiva, la celebración en Íllora de uno de los festivales musicales más veteranos y prestigioso de España nos permite confirmar que el Parapandafolk ha situado claramente a nuestro municipio en el mapa de la Cultura, también en el del compromiso y la solidaridad. Finalmente, permítanme que agradezca infinitamente a Diputación de Granada su apuesta por nuestro festival y que, a la vez, haga un llamamiento e invite a esas otras instituciones públicas y entidades privadas que por unas razones u otras no forman parte de nuestro imprescindible grupo de patrocinadores y colaboradores, para que se acerquen y ayuden a mantener en Íllora la extensión de las bondades de la cultura y las músicas tradicionales, así como para que interpretemos juntos nuestro emblema este año de ¿a qué suena la tierra?.

Antonio José Salazar Pérez
Alcalde de Íllora

 


 

SALUDA DEL CONCEJAL DE CULTURA, SALVADOR BLÁZQUEZ BAENA

 

Brindemos un año más ¡el Parapandafolk ya está aquí! a pesar de las enormes dificultades que a lo largo del año hemos ido superando para que finalmente sea posible. La edición de 2018 vuelve a presentar en un mismo espacio e intervalo de tiempo propuestas culturales tan distantes como distintas, desde Galicia hasta Canarias, de Argentina a Portugal, de Extremadura a Cantabria… y de nuestra Íllora y nuestra ancha Andalucía, con el marchamo de las músicas de raíz, folclore argentino “electrónico”, aires celtas, combinados de pop y de mestizaje, fado, pandereteiras, acento flamenco… lo que evidencia que la Tierra suena a música y que esta misma nos pide a voces tolerancia, compromiso, solidaridad, humanidad. Las noches del Festival son, como ya saben, chorros de música, pero especialmente os recomiendo esos otros programas y actividades tan interesantes, abiertos y de acceso libre para todos los públicos, como la celebración en el Museo, las mañanas del sábado 28 y el domingo 29, del “II Foro Folk Ismael Peña de Patrimonio Cultural Inmaterial”, entre otros. También, pensando en un público familiar, os invito a que asistáis a una actividad de alto nivel cultural y didáctico, el domingo 29, en el Parque F.G.Lorca: Kumbakié ¿a qué suena la Tierra?.

Salvador Blázquez Baena
Concejal de Cultura

 

Pin It

¿A qué suena la tierra?